06 - 07 - 2020

Nueva medida de apoyo y prestación «ordinaria» para autónomos

El pasado 26 de junio se publicó el RDL 24/2020, que contempla una serie de medidas que afectan directamente a los autónomos, entre otros.

 

ESTAS MEDIDAS SON:

 

1.-
EXENCIÓN EN LA COTIZACIÓN A LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS QUE HAYAN PERCIBIDO LA PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CESE DURANTE EL ESTADO DE ALARMA.
Los trabajadores autónomos que hayan percibido la prestación extraordinaria por cese hasta el 30/06 y que estén de alta, tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones, con las siguientes cuantías:
– El 100% de las cotizaciones en el mes de julio.
– El 50% de las cotizaciones en el mes de agosto.
– El 25% de las cotizaciones en el mes de septiembre.
Esta exención es incompatible con la prestación por cese de actividad, que se explicará en el segundo punto.

 

 

2.-
PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD Y TRABAJO POR CUENTA PROPIA.
Los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria por cese, podrán solicitar una nueva prestación «ordinaria» hasta el 30/09, siempre que reúnan los siguientes requisitos:
– Estén de alta en el régimen correspondiente.
– Tengan la carencia establecido en el artículo 338 de la Ley General de la Seguridad Social, es decir, un mínimo de 12 meses cotizados ininterrumpidos e inmediatamente anteriores al hecho causante.
– Estar al corriente de pago de las cuotas.
– Y no tener la edad ordinaria para acceder a la jubilación, salvo que no se tenga el periodo de cotización necesario para jubilarse.
Adicionalmente para acceder a esta prestación se deberá acreditar una reducción en la facturación del tercer trimestre de 2020 de al menos un 75% respecto al mismo periodo de 2019. También habrá que acreditar no haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818, 75 euros. A la vez, no se podrán tener un rendimientos mensuales (julio, agosto y septiembre) netos de 1.939,58 euros. Es decir, que los requisitos de los rendimientos netos, son dos en uno. No contar con un rendimiento trimestral neto superiores a 5.818,75 euros, ni mensuales superiores a 1.939,58 euros.
Esta prestación la pueden solicitar tanto trabajadores autónomos, personas físicas, como autónomos societarios, siempre que reúnan los requisitos mencionados.
Nota: Los trabajadores autónomos que tengan trabajadores por cuenta ajena y quieran acceder a esta prestación, es necesario que acrediten cumplir con todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social, respecto a sus trabajadores.


Nota: El reconocimiento de esta prestación la llevarán a cabo las mutuas colaboradoras, tal y como se hacía hasta ahora. Si se solicitan antes del día 15 de julio de 2020, sus efectos serán desde el día 01 de julio. Si se solicitan con posterioridad al 15 de julio, sus efectos serán del día siguiente a su solicitud.

Las mutuas colaboradoras, siempre que tengan el consentimiento del interesado, podrán recabar del Ministerio de Hacienda los datos tributarias necesarias para comprobar que el trabajador autónomo cumple con los requisitos legales establecidos.
En caso de que el trabajador autónomo, no dé su consentimiento en la solicitud inicial, deberá aportar la documentación necesaria para acreditar el cumplimiento de los requisitos de ingresos y facturación (modelos 303, modelo 130 y modelo 131, según corresponda).
Nota: Obviamente, en el caso de acreditarse el incumplimiento de los requisitos legales para acceder a la prestación, durante su percepción, dará derecho a la administración a reclamar la prestación y la cotización de los períodos mencionados.


Durante la percepción de la prestación, el trabajador autónomo deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social, su cuota, y la mutua colaboradora, abonará al trabajador autónomo, junto con la prestación por cese de actividad, el importe de la cuota (restando la cotización por contingencias profesional y cese de actividad, que serán a cargo exclusivo del trabajador autónomo).
Nota: En caso de que el trabajador autónomo durante los meses de julio y agosto (hasta el 31/08), considere que superará el límite de ingresos o que no cumplirá con la reducción de la facturación, puede renunciar a la prestación, poniéndose en conocimiento de la mutua colaboradora, y devolviendo la prestación recibida, si fuera el caso.

A partir del 30/09, y salvo nueva normativa en contrario, los autónomos podrán solicitar la prestación ordinaria por cese de actividad que se regula en los artículos 327 y siguientes de la Ley General de la Seguridad Social.

 

Si estás interesado en la solicitud de la prestación, porque crees cumplir los requisitos, puedes contactar con Sara y Ivette al teléfono 93.881.49.70, que son las personas que gestionarán las tramitaciones.