1

19 - 03 - 2020

Medidas en el ámbito laboral del Real Decreto-ley 8/2020 para hacer frente al COVID-19

El Real Decreto-ley 8/2020 ha aprobado una serie de medidas en el ámbito laboral para paliar los efectos del Covid-19, a continuación las detallamos:


Las pérdidas de actividad consecuencia del Covid-19 que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre de locales, restricciones en el transporte, falta de suministros que impidan el desarrollo ordinario de las actividades o bien en situación de contagio de la plantilla o adopción de medidas de aislamiento, tendrán la consideración de fuerza mayor a los efectos de la suspensión de los contratos o la reducción de la jornada y se agiliza la tramitación de los procedimientos de regulación de empleo.

Tendrán acceso a la prestación contributiva derivada de un ERTE (Expediente de regulación temporal de la ocupación) todos los trabajadores aunque no tengan el periodo de cotización suficiente.

El periodo en el que se perciba la prestación derivada de un ERTE no consumirá periodo de los máximos de percepción de la prestación normal. Es decir, no reducirá el período al que se tendría derecho de paro en caso de un posterior despido por parte de la empresa.

El cálculo de la prestación se hará en función de la media de la base de los últimos 180 días cotizados.

Se exonera del pago de la totalidad de la aportación empresarial a la Seguridad Social para aquellas empresas de menos de 50 trabajadores siempre que se comprometan a mantener el empleo en los siguientes 6 meses a partir de la fecha de regreso a la actividad .

En el caso de empresas de 50 o más trabajadores, la exoneración de este pago a la Seguridad Social será del 75%, debiéndose dar el mismo compromiso de mantenimiento del empleo.

Procesos de la solicitud del ERTE:
· El inicio del procedimiento será mediante solicitud de la empresa acompañado de un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad al Covid-19.
· Hay que hacer comunicación de la solicitud a los trabajadores y la representación legal (si ésta existe).
· La autoridad laboral deberá aprobar la existencia de la causa de fuerza mayor. La resolución de esta deberá producirse en 5 días desde la solicitud.


Se determina el carácter preferente del trabajo a distancia.

Se regula el derecho a la adaptación del horario y la reducción de la jornada, cuando el trabajador por cuenta ajena acredite deberes de cuidado respecto del cónyuge o pareja de hecho, así como de los familiares por consanguinidad hasta el segundo grado de la persona trabajadora, siempre que concurran causas excepcionales relacionadas con las actuaciones necesarias para evitar la transmisión del Covid-19.

Según la disposición transitoria primera del Real Decreto, los expedientes de regulación de empleo (ERE) que se hayan presentado con anterioridad a la entrada en vigor de dicho Real Decreto, no se podrán aplicar para su presentación, de las especialidades recogidas en los artículos 22 y 23, apartados 2 y 3. Es decir, que deberán presentarse con los requisitos que se exigían con anterioridad a la entrada en vigor del RD. En cambio, las medidas en materia de cotizaciones y protección por desempleo, si se podrán aplicar a estos expedientes, siempre que su causa derive directamente del Covid-19. Estas medidas son la exoneración del pago de la cotización a la Seguridad Social, la falta de carencia para tramitar la prestación de desempleo, la no consumición de paro durante el período que se perciba la prestación y la no penalización de la presentación de la solicitud de la prestación de paro fuera del plazo legal establecido.